En el siglo 2do, el emperador romano Adriano descubrió aguas termales ocultas en el área montañosa por el Mar de Galilea. Esas aguas termales, ricas en minerales, con erupciones de agua de hasta 125°, pronto se volvieron una atracción popular en el Imperio Romano y un spa natural para la realeza romana.

Gracias a sus propiedades terapéuticas, curativas y rejuvenecedoras, el emperador romano llamo a estas aguas termales “GRATiAE” – Las Tres Gracias –, en honor a la diosa del; encanto, belleza, y fertilidad, en la Mitología Romana.

Las aguas termales naturales Gratiae sobrevivieron el Imperio Romano y aún en el siglo 21 es una gran atracción para los visitantes que desean bañarse en sus revitalizantes aguas y recuperar su juventud y belleza.

GRATiAE – Belleza Orgánica por Naturaleza – es una extensa y exclusiva linea para el cuidado de la piel con un solo propósito: ANTI ENVEJECIMIENTO. Exitosamente combina el agua termal de Gratiae con sus exclusivos minerales, flora nativa solo del área del Mar de Galilea, y plantas orgánicas.

GRATiAE ofrece resultados de lujo sin igual con productos 100% orgánicos de cultivo ecológico.